martes, marzo 31, 2009

Enloquecida madre

Peleo es un mortal que fecunda a la ninfa Tetis y tiene con ella a Aquiles. Cuenta la leyenda que Eris la diosa de la discordia se había propuesto boicotear la boda de Tetis y Peleo. En plan de venganza por no haber sido invitada envió al banquete un regalo: una manzana con la inscripción ´para la más bella´. Calculaba despertar la codicia de Afrodita, Venus y Hera, tres distinguidas invitadas que efectivamente mordieron el anzuelo. Las diosas iniciaron una pelea sin tregua que se detuvo sólo cuando optaron por pedir su veredicto a Zeus. El rey del Olimpo prefirió sin embargo delegar la tarea a Paris, un humano que siendo príncipe desconocía su linaje y trabajaba como pastor. Ocurrió entonces que Hermes se le presentó para ponerlo al tanto de su misión y transmitirle los ofrecimientos que le hacían las diosas si las favorecía. Hera prometía a Paris poder, Atenea sabiduría y Afrodita entregarle el amor de la mujer más bella del mar Egeo: Helena de Troya. Al resultar Afrodita la vencedora, Paris sucumbió al encanto de Helena. El paso siguiente fue raptarla. La bella mujer era esposa de Menelao rey de Esparta por lo que éste respondió al agravio con una declaratoria de guerra. Se inició así un enfrentamiento entre griegos y troyanos que duró nueve años. Respecto a Aquiles y a su vulnerable talón, otro hecho atravesado por la discordia, aunque no tuviera que ver directamente con Eris. Tetis había bañado a Aquiles en el rio Hades con la intención de volverlo invulnerable, pero se había interrumpido cuando le faltaba el talón. Más que premura, Tetis tenía miedo de ser descubierta. La enloquecida ninfa había sacrificado a sus seis anteriores vástagos y su esposo estaba ya sobre la pista. La había traicionado su deseo desesperado de volverlos inmortales.