jueves, marzo 25, 2010

Vulnerables y qué

Preguntarse por una frase escuchada durante la infancia. Detenerse a examinar el ropaje de una idea que llegó a nosotros convertida en un estímulo sonoro nos acompañó un buen trecho de la vida. ¿Y qué con las imágenes? Un niño está expuesto a su cerebro, ávido de impresiones. Boris Cyrulnik se refiere a las heridas de la existencia: ´La mejor protección consiste tanto en tratar de eludir los golpes que destruyen como en evitar protegerse demasiado´. La pregunta que sigue: ¿Una vez detectada la vulnerabilidad, el desgarro, el trauma, habrá remedio? Cyrulnik afirma que se puede descubrir en uno mismo y en el ambiente que nos rodea algunos medios para volver a la vida, conservando al mismo tiempo en la memoria el recuerdo de la herida. A esta capacidad la llama resiliencia.