jueves, noviembre 06, 2008

Lo que ves es lo que ves

Esta noche propuse a un par de amigas que poco han visto de danza, ir al Encuentro de Coreógrafos en el Instituto Cultural Peruano Norteamericano (ICPNA). A medida que se presentaban las nueve piezas del programa, y aún tratando yo de hacer foco en la seguidilla de interpretaciones, no pude evitar darme cuenta de su desconcierto. Primero con el rabillo del ojo, y luego a través de comentarios del tipo, ¿y esa te gustò? Para decirlo en una: ninguno de los montajes capturò en lo màs mìnimo su interès. A mì me gustò la pieza de Olivia Vallejos del Ballet de San Marcos. Su coreografìa tuvo ritmo y en general una gracia arropada con toques de humor. ¡Vaya con la paciencia que se requiere para poner en palabras lo que se ve en una coreografìa! Al llegar a casa me dije que propondrìa a mis compañeras de butaca un buen ejercicio para afinar el ojo. Comenzar a desovillar las palabras que les suscita la interpretaciòn de un maestro. Aquì Noah D. Gelber de la compañìa de William Forsythe. Si ustedes se animan a practicar el mismo desoville...