lunes, septiembre 04, 2006

Arte y dinamita

Robert Mapplethorpe (1946 -1989), fotógrafo norteamericano nació en Queens, Nueva York, un suburbio separado de Manhattan por cuarenta y cinco minutos de tren. En los años ochenta, la gran urbe recibió sus trabajos en un continuo estado de ansiedad.

Se acusó a Mapplethorpe de trangredir las costumbres y con ello la moral. La galería Cincinatti que expuso sus obras, tuvo que vérselas con un juicio por obscenidad. El artista retrataba gays, hacía desnudos y en general escenas de un erotismo encendido.

Otra veta fueron sus retratos de mujeres. Con la mirada de un psicólogo, Mapplethorpe fotografió a Laurie Anderson (en primer plano aquí), voz de los"Talking Heads"; a Patti Smith, rockera underground; a la modelo Lucy Ferry; a la actriz Isabella Rosellini y a muchas otras. Podría decirse que el artista del lente partía de la idea que el público tenía de cada una de sus retratadas, para agregar una dosis de intimidad.

De allí la espontaneidad con la que uno proyecta un sentimiento de calidez en la superficie de sus blancos y negros. Aún tantos años sin color, las imágenes nos siguen invitando a compartir un momento con esas humanas en el papel de estrellas.

Sobre los argumentos que esgrimió la defensa a Mapplethorpe en el juicio por obscenidad, es insuperable el recuento de la profesora norteamericana Cynthia Freeland: "Sus fotografías se consideraban arte por sus exquisitas propiedades formales, como la esmerada iluminación, la composición clásica y las esmeradas formas escultóricas...la obra de Mapplethorpe satisfacía las expectativas de "belleza" que se exigen al verdadero arte; incluso los desnudos con enormes penes debían ser vistos desapasionadamente como primos del David de Miguel Angel".

Pienso que el artista dinamitaba hábitos. ¿No es acaso la labor del arte mostrar nuevas formas? ¿Llevar la imaginación al límite, sin dinamitarnos a nosotros mismos? Cierto que disfrutamos también con la tranquilidad...me pasa con los retratos femeninos de Mapplethorpe.