jueves, septiembre 28, 2006

El perro andaluz

El estreno de la película de "El perro andaluz" de Luis Buñuel y Salvador Dalí, el 6 de junio de 1929 tuvo como asistentes al "tout Paris". Un crítico escribió que tenía la impresión de haber asistido a una proyección de "la verdad desollada viva". Se refería a la intención de reproducir la lógica de los sueños. En consecuencia de traer abajo el ordenamiento racional y mostrar el inconciente.

Lo lograran o no sus autores, la secuencia del ojo cortado por la navaja que vemos aquí, provocó la mayor conmoción. La publicidad alrededor de la película permitió a Dalí proclamarse seguidor de Freud. No se puede olvidar que la etapa más fecunda de su pintura estuvo asociada al creador del psicoanálisis; a quien lograría conocer personalmente todavía casi diez años despues.

El XXVI Congreso Latinoamericano de Psicoanálisis en Lima que se inicia la próxima semana, me trajo a la memoria al Dalí cineasta. El título del Congreso "El legado de Freud a 150 años de su nacimiento", remite también a la presencia del maestro vienés en la obra del catalán.

3 comentarios:

verito dijo...

no me gusto el final...me dio cosa :S
Verito =D

Anónimo dijo...

hola ya lei lo que escribiste de mi

Anónimo dijo...

Cada vez que veo esas imágenes, me ponen la piel de gallina... En general, todo el corto es genial.
Gonzalo.