martes, octubre 03, 2006

Imágenes a la última




Diana Schutz, una norteamericana al filo de la treintena que vive en Manhattan, viene imponiendo su colorido en el circuito oficial del arte. Los curadores del Greater New York 2005, una seleción de arte joven organizada por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la catapultaron al seleccionar uno de sus lienzos como emblema de la muestra. La egresada de la Columbia School of Arts tiene ya una docena de lienzos en la galería Saatchi de Londres.

Curadores, coleccionistas y galeristas, no descansan en su afán de introducir al mercado nuevos valores. Sus potenciales candidatos son los artistas recién graduados con deseos insuperables de entrar al juego de lo nuevo. Luego estampan su sello: Arte de Nueva York y las dos palabras funcionan como las de cualquier otro gigante corporativo. El asunto es generar fama y dinero.

Acaso el artista guarde cierto pudor y como Schutz pida a la prensa que no la odien por haberse vuelto popular. Ah, si pudiera evitar el tono de sus patrocinadores que creen que Dios habla a través de sus colores; claro que porque ellos lo decidieron.

En lo que a mi concierne, no niego magia a la pincelada de Schutz, sólo me pregunto por la tradicional función del arte para afinar nuestra percepción y nuestras emociones. ¿Acaso algo puede cambiar cuando la forma, ese requisito básico de la actividad artística y me refiero a cualquiera de sus expresiones y no sólo a la pintura, va tan de la mano de los intereses establecidos?

2 comentarios:

Patricia dijo...

Al observar las 3 obras de Diana Schutz me impresionaron bastante,los colores fuertes que usa logran gran intensidad en sus obras. Sin embargo siento que las obras reflejan cierta nostalgia o tristeza, y confusión como en el caso de la última obra en donde me llamó la atención el hecho de que desde la boca se aprecian los dientes que salen y los ojos. Me dio un poco de temor al ver esta última obra y curiosidad por saber que habrá estado pensando o en qué se habrá inspirado Diana Schutz al realizarla.

Rosario dijo...

Generalmente espero que las pinturas me transmitan tranquilidad, definitivamente de primera impresión este grupo de pinturas me produjo alteración y temor, como afirman en el comentario anterior . ¿En qué estaría pensando la autora en el momento de hacerlas ?