jueves, abril 12, 2007

Tentación sonora

Señalan los investigadores del folklore que el cajón como instrumento, tiene más de ciento cincuenta años. La creatividad musical afroamericana ahondaba la cavidad de troncos huecos para disfrutar de la percusión. Hoy el cajón peruano es una caja de madera sobre la que se sienta el ejecutante para darle golpes controlados. El orificio resonador puesto hacia atrás genera una sonoridad que conversa con las caderas y el corazón de los oyentes. Los profesionales del baile sin embargo, le sacan ritmo a cada parte del cuerpo.

Lucho Pareja, profesor de cajón de la Universidad de San Marcos, me ayudó en esta grabación. Consideren ustedes el breve audio de cinco ejercicios una oportunidad para compartir la mañana de una manera más "aguardientosa" que de costumbre.




No perderse una oida a Novalima.

4 comentarios:

Rocío dijo...

WOW!

Lichi Garland dijo...

Te ruego amplíes tu wow,Rocío.
Podría sino agregarlo al tatatá, tararará del cajón en festejo. Un,
¡y, wow!

Luis Ricardo dijo...

Linda iniciativa Lichi, creo que Rocio deberá descubrir el encanto por la música nuestra y salir simplemente de un WOW!. por lo otro, creo que es una ventana importante para extender nuestras manifestaciones Culturales.

Anónimo dijo...

Me encanto. incentiva. Un poco mas y ya me veo bailando festejo.
como van tus adelantos musicales? ...FESTEJO!!! Mariella