viernes, septiembre 19, 2008

Publicar, esa es la cuestión

En busca de solución... Ante la situación de no poder postear ayer debido a que a cada intento salía un mensaje del tipo, Error inténtalo de nuevo, recurrí al Centro de Ayuda Blogger. No lo había hecho antes y fue una sorpresa encontrar a otros usuarios en las mismas. Coincidíamos en la aparición del problema entre los días 17 y 18 de este mes. Opté por participar en el foro como quien hace catarsis, y puse unas líneas más más o menos en este tono: Siento como si fuéramos los personajes de Saramago en "Ensayo sobre la ceguera". Al querer postear como lo veníamos haciendo usualmente, uno a uno se va volviendo ciego. ¡Ayuda! Ocurrió entonces lo que se dice cosas de la Red. Sino, una coincidencia para sonreir, enloquecer y/o percibir casi sensorialmente el sino de un juego cósmico. Volví a ´La vista flaca´y todo fluía. La ayuda supuesta había llegado sin saber cómo. Publicar esa es la cuestión, escribí entonces reparando más que otros días que éste hábito se está volviendo parte de un cotidiano compartir.

Resulta no menos interesante observar la deducción supersticiosa con rasgos de culpa que aparece en el cerebro humano cuando uno se ve envuelto en una situación sin respuesta aparente. Me pasó. Como una ráfaga tuve en la cabeza la sensación de que la foto que había querido colgar ayer era demasiado fuerte. Vean ustedes sino al niño puro impulso de Caron Geary. Tenía además que ver con la pregunta del post anterior: ¿Es el mundo del arte pacífico? Atando cabos la imagen corroboraba que es tan poco pacífico que podía provocar al mismo Tánatos que llevamos dentro ¡y desde la infancia! La siguiente foto funciona más bien como una advertencia,Tanatos llama a Tanatos. ¿Y cómo hacemos para que predomine Eros? Supongo que haciéndole frente a ese azar que nos espera a la vuelta de la esquina. No olvidar la sonrisa en la boca, aún cuando el cerebro y sus conexiones quieran hacer de las suyas.