martes, mayo 08, 2007

¿No hay nadie alli?

Pensaba anoche en el trazo tenue que grafica las cosas que se hacen de a pocos. La promoción del arte por ejemplo, inculcar nuevos hábitos o la educación en sentido amplio. Aún así la raleada concurrrencia a la inauguración de La semana del arte en Lima en la Plaza Mayor del Centro Histórico, me tomó desprevenida. LLegué tarde al concierto de Novalima, pero recorrí con tranquilidad la muestra de Lucía Fernández en la Galería Pancho Fierro y fui al Museo de Arte de Lima (MALI). Creánme ustedes. El recorrido a pie desde la playa de estacionamiento del MALI hasta su edificación fue una experiencia de auténtica soledad.



¿Habrá que preguntarse por qué tan poca acogida al evento teniendo en cuenta el aviso a tres cuartas partes de página en "El Comercio", la difusión de otros medios, el esfuerzo de una web y la difusión de emailes con la programación? ¿Será que el nombre de la actividad, Semana de Arte de Lima, resulta demasido pomposo? ¿Será que como decía Ezra Pound no hay que aspirar a reunir sino un grupo de quinientas personas que es el que a fin de cuentas compone una civilización? ¿Será que subyace en mi el deseo de vestir hábitos en la difusión del arte? ¿Será que no hay nadie allí, con tiempo disponible para una actividad que aspira a sacarnos de la vida cotidiana?

¿Qué será, será?

Imágenes: Lucía Fernández.

2 comentarios:

Carlos el baterillero dijo...

Hola, buen día

Yo mas de una vez, me hago la misma pregunta...¿Que será?

Recuerdo haber asistido a una celebración por Don José María Arguedas, y solo éramos 6 personas.

Hay en Lima, bastante oferta cultural y no son pocas las ocasiones en que la asistencia de público es escaza.

Yo durante la semana pasada, estuve aisitiendo al FITECA 2007. Es una fiesta del arte: Teatro, Danza, Circo, Títeres etc. El ingreso es gratuito.

Este FITECA, tuvo menos apoyo que el del 2006, no obstante a fuerza de coraje cumplió. El día domingo, yo estimé una participación de por lo menos unas 15,000 personas.

En el FITECA, vi a una ciudadana alemana, que expuso una muestra dee su proceso de aprendizaje para un montaje de teatro sobre Vallejo. A ella le llevó 10 años. Al oirla en su castellano recitar a Vallejo, no pude menos que emocionarme.

Gracias por los post Lichi...¿Y para cuando una nueva experiencia de postcast?

Atentamente

Carlos el baterillero.

Lichi Garland dijo...

A veces también se infla lo que sucede Carlos. Me sorprendió ver ayer en la portada de "El Comercio" que "gran cantidad de público" disfrutó a Novalima. Dije que llegué tarde, pero pude ver el número de sillas...