miércoles, enero 23, 2008

El juego del juego


Una niña me enseñó un juego de manos que se inicia poniendo la palma de la mano en el pecho, continúa con un tris de los dedos de esa mano y termina chocando otra vez la propia palma con la palma de la compañera de juegos. Mientras más rápido se ejecuta la secuencia mejor. Viéndola de fuera, parece más difícil de lo que es por el despliegue de movimientos en un compás de sonidos cortos y secos.

El asunto es así: Primera vuelta: Bum (pecho), snap (tris de los dedos), clap (choque de manos). Segunda vuelta: Bum bum, snap, clap. Tercera vuelta: Snap, bum, snap clap. Última: bum, snap (y llevando el dedo a la boca) ¡shhh!.

El juego en la infancia prepara para entrar a la vida, dice la psicología. Y de las glosolalias, esto es del intercambio de sonidos o palabras que pueden acompañarse o no de la destreza al poner en movimiento alguna parte del cuerpo, se entra a una dinámica grupal lúdica. Es probable que ahora se canalice incluso esa creatividad colectiva en un taller dirigido por un profesor atento e innovador. 

Por mi parte, experimentaba el placer de cambiar las reglas del mundo adulto. Me dejé  guiar por las enseñanzas de una niña, sin reparos.   Agregué como disfrute, la sensación de estar del todo presente. El juego del juego.
Imagen: L. G.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que ganas de jugar ese clap, pùm, crash!
Empiezo el día con esa idea y de ser yo quien la enseñe a mis niñas... gracias por eso...
hogmavalita

pepito dijo...

mejor miren una foto inedita de cesar vallejo en:
http://okiepinokie.blogspot.com/2008/01/csar-vallejo-y-una-foto-poco-conocida.html
saludos
p.

Lichi Garland dijo...

Ya comenzaste modificando las onomatopeyas Hogmavalita, ja!

Lichi Garland dijo...

Miraremos la foto pepito.