miércoles, mayo 21, 2008

Incinerarse en el aire

Después de leer el artículo "Pensamiento y error" en la versión ciber de la revista "La mujer de mi vida", me enteré del perfil de su autora, la periodista argentina Sandra Russo. Me interesó su enfoque sobre la tv. formulada a partir de su experiencia de coanimación en una entrega de premios literarios. Les dejo un fragmento y el link de la publicación con la versión completa. La revista tiene ya cuarenta y nueve ediciones. En cuanto a Russo, fue desembarcada en actitud hostil de los directivos del canal estatal argentino (el 7) el último diciembre. Hasta ese entonces tuvo a su cargo y durante año y medio, un programa de nombre paradójico para las ondas televisivas, "Déjamelo pensar". Será que en el aire el que menos se incinera, como dice la propia Russo.

El extracto: "Hay muchos caminos que llevan a Roma, pero yo prefiero el de Barthes. No se puede aprender a escribir si uno no es conciente de que lo primero que tiene que hacer es liberar su propia escritura de los mandatos ruines de la lengua. La actitud de un escritor (o un comunicador, en este caso, que no es más que una acepción más amplia) debe ser aquella que le permita desmarcarse de los dichos mandatos, de las imposiciones de la lengua, de las trampas cazabobos de la lengua. Porque la lengua materna es un aparato destinado, según Barthes, y yo le creo, a domesticar algunos aspectos de la subjetividad. Hay que estar atentos a los sobreentendidos, a las frases hechas, a todo lo que parece que pensamos y es en realidad solamente es producto contrahecho de los discursos que circulan para que los reemplacemos por nuestros propios pensamientos".

Versión completa del artículo en "La mujer de mi vida".
Imagen: Nam June Paik