viernes, mayo 02, 2008

Se aceptan proyecciones


Lanzo una invitación a darle una mirada al lado traumático del arte contemporáneo. Aquel que al decir del crítico Hal Foster, ha logrado eliminar al autor. Aquí, cada pieza es un producto sin firma aún cuando se sepa que ha sido creada por el artista estadounidense Jeff Koons. El conjunto nos deja el rastro de su propia eliminación. ¿Es un caso de homicido?, ¿suicidio?, ¿evaporación?¿Se trata acaso del sueño del autómata realizado? Que hablen la señorita Marple o el Hércules Poirot que llevamos dentro. Tal vez concluyan, como Foster, que no hay nadie allí salvo la imagen del espectador y del entorno. La superficie lustrosa puede dejarnos indiferentes, fascinarnos o conmocionar nuestro interior en la medida de nuestra vulnerabilidad. Sino del humor del que hacemos gala, y/o ¡de la paciencia!

La ruta de la proyección según el diccionario de psicoanálisis de Elizabeth Roudinesco y Michel Plon: "(...) el sujeto proyecta sobre otro sujeto o sobre un objeto algunos deseos que provienen de él pero cuyo origen él mismo desconoce (...)".




























Imágenes: Jeff Koons .