jueves, mayo 22, 2008

A la italiana manera


Entre esto y aquello estudio para el examen final de mi curso de italiano. Debo saber de pé a pá las terminaciones del Pasado Remoto lo que me ha llevado a leer un texto de interés local: “La bella bambina del Vulcano di Ampato". Sus párrafos resumen el destino de nuestra conocida Juanita, la chiquilla momificada que permaneció en un volcán de los Andes por más de cinco siglos. La ragazza inca que falleció a los catorce años, fue descubierta en una expedición liderada por el antropólogo Johan Reinhard bajo el auspicio de la Universidad Católica Santa María de Arequipa en 1995.

De inmediato causó sensación. El mundo científico señaló que podía considerarse el resto mejor conservado de los encontrados en esta parte del mundo. En esas Juanita viajó a Washington para ser expuesta en la sede de la National Geographic Society. Los medios le dedicaban reportajes, las miradas internacionales se detenían en nuestro pasado también remoto, mientras vivíamos un mal presente. Un gobierno de terror silenciado, que se decía democracia sin serlo y por si fuera poco se adueñaba de toda la última década del siglo XX.

Tras varios años del hallazgo, Fujimori está detenido habiéndosele encontrado culpable de varios delitos. Sobre Juanita, yace hoy en una cámara de vidrio cerrada al vacío en el recinto de la Universidad en mención. Hay que viajar una hora en avión hasta Arequipa para verla.

Fuera ya de mi texto de italiano, he recordado la presentación de un colectivo de artistas en el 2005. La muestra “Yo no me llamo Juanita” pretendía según declaró el crítico Gustavo Buntix, curador de la muestra, denunciar la política de “malversación simbólica” que el gobierno de Fujimori había hecho de nuestra cultura. A mi modo de ver, el valor de la exposición residió en el hecho de volver a poner en agenda nuestra historia con un nombre llamativo. Por lo demás, como sucede con algunas propuestas vanguardistas resultó un viaje más hacia una negatividad que no cuaja.

Termino con un ¡in bocca lupo!, expresión para decir ¡que tengas suerte! ¿Quién no necesita aunque sea un poco en un examen?

Imagen: El volcán de Ampato.