martes, enero 02, 2007

Madeinperú

"Madeinusa", la película de la peruana Claudia LLosa ha tocado la médula del pensar madeinperú. Basta que haya puesto sobre el tapete el tema de la función social del arte.

Para quienes no la vieron, el título de la película proviene del nombre de una adolescente que concentra la idealización de su familia por el país del norte. Madeinusa vive en el pueblo de Manayaycuna, un lugar apartado que se prepara para celebrar el tiempo santo cristiano. Jesús ha muerto en la cruz y con ello ha entrado en receso su función como juez. Hay lugar por tanto, para el desenfreno y la fiesta incluído el incesto.

La protagonista va a perder la virginidad a manos de su padre, autoridad del pueblo que la prefiere a su otra hija. La madre abandonó a su familia al huir a la capital, quien sabe si lo hubiera evitado. Sucede sin embargo, que un limeño de paso por el pueblo y que debe quedarse por razones fortuitas resulta el elegido para la iniciación sexual de Madeinusa. Se condena el trabajo de LLosa, porque el pueblo del relato guarda parecido con cualquier poblado de nuestros Andes. ¿Acaso nada mejor ocurre en nuestra sufrida serranía, que el hecho de esperar la llegada del viernes santo y el sábado de gloria para liberar los instintos? ¿Qué ideología subyace al relato?, se ha preguntado. En esta línea se considera que la realizadora repite la visión denigradora del conquistador sobre el indigena. Es racista.

Me pregunto si quienes así piensan, demandan también el cierre de universidades y escuelas donde se enseña cine, hasta que el país se constituya verdaderamente como nación. ¿En materia de arte va a algún lado esa urgencia de manifestarse como latinoamericanos concientes de la postergación de las grandes mayorías? ¿Para detener toda producción artística que no se ajuste a qué?

El punto me lleva a Tolstoi para quien el arte debía ser una forma de comunicar emociones frescas al conjunto de la humanidad. Descartaba la producción de élite, rubro en el que paradójicamente hay que ubicar sus propias obras. ¿Es el mismo sentimiento religioso del novelista ruso el que late detrás de la crítica a "Madeinusa"?

Con esta lógica, el cine tendría que quedar en manos de nuestros acuciosos científicos sociales. Sólo ellos y sus acabados productos fílmicos podrían permitirnos comprender la supuesta superficialidad de "Madeinusa".

Termino recordando que el arte identificado con su tiempo se sostiene en un imaginario plural que no tiene por que excluir el de LLosa y sus colaboradores. Tal vez el incremento de la producción cinematográfica sea lo que debamos extrañar. Es un voto a la libertad de imaginar y contrastar versiones.

Por último, a quienes les preocupa la imagen del país y el turismo, cabe recordarles que Sofocles y su "Edipo" nunca han sido un impedimento para querer visitar las islas griegas. Y que en épocas más recientes, tampoco "Amores perros", ha detenido los sueños de una visita a Cancún.

2 comentarios:

Eloísa dijo...

Hola Lichi, esta es la peli que me recomendaste, no la encontré. Voy a ver si lo intento de nuevo, parece muy, muy interesante. Entonces, ¿a muchos críticos del Perú no les gusta porque muestra una cara no perfecta de su sociedad? Pues estas películas yo creo que llegan mucho más al público cinéfilo del mundo. Y cuentan cosas que existen. Fíjate que yo siempre pienso que es buenísimo contar estas cosas, porque son referentes para las personas que han vivido cosas similares. Creo que generan procesos de identificación muy interesantes. Yo creo que muchos leemos, escuchamos música, vemos pelis..., para estimularnos y para entender mejor el mundo, entre otras cosas, pero esto es importante. Pero claro esto es lo que yo creo y puede que mi opinión sea la minoritaria.

Me llama mucho la atención lo de la visión denigradora del conquistador sobre el indígena, ¿pero los conquistadores también llevaron muchas costumbres reprochables, no? Quiero decir que también existirá una visión denigradora del indígena sobre el conquistador. Y una visión autóctona de los indígenas que no tenga que ver con la de los conquistadores.

Me estoy acordando de dos pelis sudameriacanas que han tenido aquí mucho tirón: 'El crimen del padre Amaro'(México) y 'Whisky' (Uruguay-Argentina), no eran precisamente sobre chico-encuentra-chica-amor-boda-felicidad.

En fin, que a ver si tengo suerte y acabo consiguiendo la peli y que me pongo a trabajar, que se me notan pocas ganas. Saludos, Eloísa

Lichi Garland dijo...

Hola Eloísa, supongo que algunos asocian el arte sólo a lo bello. Nunca a lo crudo que hace más difícil el peso cotidiano. Si no, es el hecho de discursear sobre lo que "debe ser", restando méritos a lo que tiene su propio valor y ha logrado aterrizar en la realidad. Sobre el tema de la conquista, creo que ilustra la diferencia, la posición de Bartolomé de las Casas. Su visión de religioso y cronista fue brindar un trato humano a los indios. Los dueños de encomiendas sólo buscaban usarlos en su provecho. Al no sentirlos de su cultura, los consideraron inferiores.