jueves, octubre 25, 2007

Acompañar a vivir

Me cuenta N., madre de una niña de seis años, acerca del prolongado acceso de llanto que tuvo su hija hace unos días. Al verla así su hermano que le lleva cinco, había discado el número de la oficina de N. para contarle con preocupación que la menor no se calmaba. La cosa había comenzado con un informativo de la tv. que relataba la noticia de los incendios en la ciudad de Los Ángeles, EE.UU.. Puesta al auricular la niña pudo finalmente expresar su temor. Había deducido que un familiar que vivía en la ciudad más grande del estado de California, había perecido en el fuego. Con todo tino, la madre hizo que el familiar se comunicara telefónicamente con la pequeña para que ésta saliera de sus dudas.



No soy anti televisión, la prueba es que esta breve historia no me parece únicamente válida para dar cuenta de los riesgos de dejar a un niño sólo frente a una pantalla, sino en general frente a la vida. Tendría que ser un sabio. Los padres tienen que acompañar a vivir.
Imagen : Nam June Paik.

2 comentarios:

ANA M. dijo...

hola, lllegué por casualidad a tu blog y tengo que confesar que me encantó!A mi me fascina el arte y tb fui al festival 100% cuerpo a ver a Lili Zeni (sentí exactamente lo que describiste) y bueno eso de analizar la vida con el arte wow, nos parecemos mucho. Cuidate, un beso.

Lichi Garland dijo...

Buenas las coincidencias y los parecidos, gracias ana m., bienvenida.