lunes, abril 07, 2008

Una rareza barroca


El servicio de noticias de MSN se refiere hoy a un hombre que esperá un bebé. El fulano en cuestión se llama Beatie que en español suena a género intermedio, pero ese no es el tema. A lo que voy, Beatie vivía en el anonimato hasta que se presentó en un programa de Oprah Winfrey para hacer saber a la teleaudiencia que estaba embarazado. Ofreció también otros aspectos de su biografía, como que nació mujer y tras un tratamiento hormonal logró eliminar los signos exteriores de su femineidad. Pese a todo conservaba el aparato reproductor femenino, así que como lo había planeado desde un principio, decidió a sus treinta y cuatro años salir en estado interesante. La mujer con la que está casado y que tiene hijos de un anterior compromiso, procedió a la fertilización de su marido. El procedimiento resultó sencillo tras la adquisición del producto en un banco de esperma local.

¡Qué noticia! dije seguramente como muchos lectores, el caso es que recordé a la mujer barbuda del pintor del barroco español José de Ribera, una obra que al decir de Thomas Hoving, ex- director del Museo Metropolitano de Nueva York permaneció escondida por buenos años en un hospital de la ciudad de Toledo, por representar a una mujer que padecía de un trastorno hormonal.

El lienzo fue encargado al pintor en 1631 por un miembro de la aristocracia española y tiene a la derecha anotaciones que refieren que doña Magdalena Ventura, la protagonista de la imagen, tuvo este desorden a los treinta y siete años. Se le nota cierta tristeza al momento que lacta y posa al lado de su esposo.

Se ve que las rarezas de hoy tienen una difusión de cobertura más amplia. Salidas de rumbo de la naturaleza, y otros, han habido desde que el mundo que es mundo.