martes, junio 26, 2007

Las coincidencias y Cristina

La imagen original cuelga en un marco de 81 por 1.21 cm en una de las salas del MOMA en Nueva York. Es una de las pinturas más populares del museo. Andre Wyeth (1917), el pintor norteamericano identificado por la crítica como realista mágico, nunca pensó atrapar de tal modo las miradas del público al retratar a una vecina suya en los alrededores de la ciudad de Maine. La chica atacada por la poliomelitis, le había sugerido la fortaleza de un espíritu que no se rinde ante una limitación física. El detalle de la escena está imbuido de misterio. Cuentan en ello, el color de la hierba, las formas de la casa, el movimiento del viento sugerido en la atmósfera y el giro de la espalda de Cristina, inmortalizada en su curiosidad vital en 1948. Si las piernas no le permitían movilizarse, los brazos le servían de soporte.

Tengo un afiche de Wyeth con esta imagen al lado de otros tres en una de las paredes de mi escritorio. Esta mañana me ha provocado mirarlo más que a los otros. Una de esas coincidencias que de pronto nos hacen recuperar una actitud atenta ante lo que vemos todos los días. El monitor de mi PC estaba fallando y con desaliento volteé la mirada hacia la pared. Ahí me esperaban Wyeth y a través suyo Cristina, que finalmente queda con ustedes.

A propósito de las coincidencias he recordado a Deepak Chopra cuando pregunta: "¿Has notado que cuando empiezas a prestar a atención a una palabra, un color, o un objeto en particular, suelen parecer con más frecuencia en tu entorno?". Deduzco por tanto, que en las próximas horas todo será Wyeth, Cristina o quizás el verde de algún parque y la hierba agitada por el viento. Que bueno. Así no volveré a pensar en las fallas de mi PC hasta que venga el técnico.

9 comentarios:

rocio dijo...

Gracias por la brisa fresca para la mañana.

Carlos el baterillero dijo...

Buen día Lichi

Es impresionante la capacidad que Usted tiene para escribir...yo escribo un blog y "postear" se me hace en mas de una oacsión muy dificl, tengo repetidas veces, la experincia de la "pantalla en blanco".

Quiero hacerle una solicitud...yo leí el libro del padre Hubert Lanssiers, en uno de sus artículos, el describe un cuadro que existe en Viena del pintor Brueghel, llamado: "Jesús con la cruz a cuestas".

El padre Hubert dice: " Visto desde lejos, el lienzo se parece a un inmenso ramillete de flores, pero al acercarse, uno descubre que cada una de estas "flores" es un medallón, pintado a modo de miniatura, que representa una escena diferente....hay un hombre asaltado por ladrones, una mujer abandonada....No me acuerdo muy bien de los detalles, pero del significado del cuadro si me acuerdo muy bien: es un inventario del dolor humano"

Y aquí va mi solicitud. Me puse a buscar en la web este cuadro y no lo ubiqué. Encontré hasta tres libros sobre el pintor, pero no está ese cuadro...aprendí que hay mas de un Breughel, quizás el padre Lanssiers, no se refiere al llamado Brueghel viejo.

¿Usted podría orientarme en esta búsqueda?

Gracias a Usted, mas de un "internauta", aprende a sentir el arte.

Saludos, Carlos el baterillero.

Carlos el baterillero dijo...

Aquí Otra Vez

Perdón por los errores ortográficos

Saludos

Carlos el baterillero

Anónimo dijo...

REALMENTE SON EXQUISITOS TUS ARTICULOS. Y COINCIDO CON CARLOS EL BATERILLERO, ME LIMPRESIONA LA CAPACIDAD QUE TIENES PARA TRANSMITIR TUS IDEAS, CON RESPECTO AL ARTE EN GENERAL. ME IMAGINO QUE UNA CLASE DE ARTE CONTIGO DEBE SER EXQUISITA.

ME GUSTARIA VER LA PINTURA DE JESUS CON LA CRUZ A CUESTAS DE BRUEGHEL. SE QUE LO LOGRARAS.
BIEN POR ESO,
MARIELLA

Lichi Garland dijo...

Carlos, gracias por el comentario. Creo que la pantalla en blanco es una experiencia compartida. Una ilusión no del todo conciente de sentirse acompañado/a a través de la escritura, ayuda a llenarla de palabras...Con gusto me embarco en la búsqueda de la imagen. ¿Me da el nombre del libro del padre Lanssiers?

Lichi Garland dijo...

Gracias por tu aliento Mariella. No exagere usté,jé.

Lichi Garland dijo...

Combinan la brisa y el rocío. ¿No Rocío?, gracias a ti,un beso.

Anónimo dijo...

Gracias Lichi, por la imagen, y recordarnos que siempre podemos elegir mirar más allá...
Es cierto lo de Choprak... Si están enamorados verán muchas veces más el modelo de su auto, que antes de conocerlo...
cariños y suerte con la pc
beibi hogmavala

Carlos el baterillero dijo...

Hola Lichi

El nombre del libro es: Los Dientes del Dragón, editorial COPÉ 1988

Gracias

Carlos el baterillero