lunes, febrero 11, 2008

Literatura y éxito social

El “sorpresivo amiste” de Mario Vargas Llosa con el presidente García como lo llama la revista Somos este sábado, ha sido de hecho una de las notas de la semana. Les dejo aquí un par de reflexiones que me vinieron a la cabeza a propósito del encuentro mediático entre el escritor y el político.

De entrada Umberto Eco cuando imagina la estupefacción que experimentaría un marciano del próximo milenio al comparar la belleza en un cuadro de Picasso (1881-1973) con la descripción de una hermosa mujer en una novela de amor de la misma época. No comprendería que ambas fueran tan dísímiles y es que observa el italiano, no sólo han existido distintos modelos de belleza según las épocas, sino según los géneros artísticos.

Prosigo con un extracto de Roberto Bolaños en una conferencia sobre el estado actual de la literatura que data del 2003. Según su propio editor, el chileno hace rodar cabezas de la escena contemporánea en una actitud a la vez sutil y sanguinaria.

"Ahora es la época del escritor funcionario, del escritor matón, del escritor que va al gimansio, del escritor que cura sus males en Houston o en la Clínica Mayo de Nueva York. La mejor lección de literatura que dio Vargas LLosa fue salir a hacer jogging con las primeras luces del alba. La mejor lección de García Márquez fue recibir al papa de Roma en La Habana, calzado con botines de charol, García, no el Papa, que supongo iba con botas... la literatura no vale nada si no va acompañada de algo más refulgente que el mero acto de sobrevivir. La literatura, sobre todo en Latinoamerica, y sospecho que también en España, es éxito social, éxito social...Los escritores actuales no son ya... señoritos dispuestos a fulminar la respetabilidad social ni mucho menos un hatajo de inadaptados sino gente salida de la clase media y del proletariado dispuesta a escalar el Everest de la respetabilidad, deseosa de respetabilidad... ya nadie dice que ahora es preciso morir, pero existe, en cambio, el opinador profesional, el tertuliano, el académico...el hábil plagiario, el trepa contumaz, el cobarde maquiavèlico..."

Pienso que en caso al marciano de Eco le interesara hacer un seguimiento del "atroz crucigrama latinoamericano", como dice también Bolaños, los actos públicos de Vargas Llosa, le podrían dejar aún más estupefacto.

Textos: Umberto Eco, "Historia de la belleza"; Roberto Bolaños, "El gaucho insufrible".