jueves, agosto 07, 2008

Tiernas mentes

¡Ya!, ¡Yaaa…! Mis jovencísimos oyentes, un chico de doce años y una niña de siete, aceptan con alborozo que ubicados los tres frente a la pantalla de la P.C., comencemos a buscar historias que hayan ocurrido en el mes de agosto. ¡Vaya plan! Basta mencionarlo para saber que va a contra corriente de lo que anima a chicos de su edad. Buena parte de la población menuda termina clases en el colegio y llega a casa para conectarse a juegos digitales o quedarse pegada a algún video payaso de YouTube. Hago gala de paciencia cuando quiero enterarme de sus hallazgos. Uno último ha sido un laberinto del que si logras salir tras los clics del caso, empalmas con una cara de terror que da gritos horroríficos. ¿Miedo como recompensa? ¡Vaya! Otra, un clip con Jesús que canta mientras camina en una ciudad actual. La tonada pop en túnica, se convierte de pronto en la tonada pop de un Jesús semidesnudo.

Por alguna razón estos chicos me hacen caso. Agosto es pues el objetivo y no importa ni el tiempo ni el lugar. Bien. Woodstock, ¿saben
qué es? El día de la madera, responde el chico presuroso. Eso sería traducir le digo, quien sabe si la ciudad de EE. UU. tenga muchos árboles pero el caso es que fue una fiesta de amor y paz celebrada en Woodstock hace casi cuarenta años. ¿Cuándo, cuándo?, trata de entender la más pequeña. Buscamos alguna imagen del evento que se convierte en la primera que colocamos en un archivo.

A continuación digo que agosto fue también el mes en que explotaron las bombas atómicas. Una desgracia inmensa que trajo la destrucción de dos ciudades japonesas,: Hiroshima y Nagasaki. El avión estadounidense que tiró los artefactos se llamaba Enola Gay y vean que muchos años después un grupo de rock compuso una canción con el mismo título. ¿Vamos a oírla? La descargamos vía Ares, intentando comprender que con la música se pueden recordar también acontecimientos nefastos. En este punto pido a los niños escribir en dos columnas los países que intervinieron en la segunda guerra mundial, según los encontramos en la página de wiki. La niña se queda atrapada en las sílabas de Polonia. Repite Po- lo- nia, y luego ¿tú conoces Po- lo- nia, Lichi?

No, no he he estado en Polonia. El chico menciona entonces con naturalidad que en agosto es el día del niño. ¿Y cuándo? pregunto que no estaba enterada. La búsqueda nos da la fecha: En el Perú se celebra el día del niño el tercer domingo de agosto. Es importante dice la chiquita, voy a pensar qué pido que me regalen. Él transgresor, la interrumpe. ¿Y por qué no hay el día de los veteranos?, abuelitos corrige la niña.

¿Más? Agrego que en un remoto agosto de 1911 un carpintero italiano se hizo famoso al robar la Monalisa del Louvre. Menciono también que el 6 de agosto es el día de Bolivia, un país vecino, que murió la estrella del cine Marilyn Monroe y no hace tanto Lady D. y así.

Pasé una tarde grata en el afán de dejar mi grano de arena en tan tiernas mentes.