miércoles, agosto 20, 2008

Tonalidades y desgarros

El nacimiento de una nueva visualidad nació en el pais hace una década, leí hoy a la entrada de la exposición de la Muncipalidad de Miraflores. La muestra que visité recogía pinturas, trabajos plásticos y videos de artistas premiados por ´Pasaporte para una artista`, concurso para creadores menores de treinta y cinco años que convoca a nivel nacional la Embajada de Francia. Me detuve en un cuadro de Christian Bendayán, ganador de la edición del año 2000 y a mi regreso indagué en la Red por obras recientes del autor. El artista se detiene en aquello que hasta hace unos años, cuando el aplauso se lo llevaba lo foráneo, no revestía interés para nuestras confundidas miradas. Bendayán, autodidacta que pasó su infancia en la selva del Perú, mantiene el deseo de retratar personajes locales en un entorno tropical. Tanto popular, como colorido y dueño de una extravagancia que sin embargo hace pensar, muestra que la creatividad no se evalúa en la confrontación con modelos extranjeros. En su opinión, a la gente le urge que sus artistas se comuniquen con ellos, así que siente que hace de espejo. De otro lado, la presencia en su obra de travestis, sujetos que se atreven a mostrar su anhelada identidad sexual, remite a un erotismo que cumple acaso como la única dimensión en la que muchos pueden sentirse verdaderamente nacidos. Sin ese aprendizaje de valores que requiere no sólo la entrega del que aprende sino el respeto del entorno, poco se guarda en la psique como no sea la fuerza de la pulsión libidinal casi desnuda. El erotismo de raíces tropicales que hilvana hoy la cultura de los medios en el país parece dar la razón a Bendayán cuando anota que el lugar donde se forja el ser o no ser en el Perú , bien podría tener como cuna una peluquería, ...o dos.
El arte se hace el que festeja, pienso yo...tonalidades llenas de color encubren los desgarros. ¿Enhorabuena?





Para lectura: Entrevista a Christian Bendayán.